Las chicas de la cruz roja

el .


Compañeras/os , estamos viviendo un momento de cambio que va a contribuir a cambiar la historia de esta empresa. Por mediación del plan de igualdad de oportunidades se están poniendo en marcha medidas que redundan en hombres y en mujeres.

El cambio de tendencia en la empresa, y la decisión de dotar de uniformidad a los hombres es una medida que a unos gustará y a otros no. A los que les gusta, se desentienden de tener que comprarse trajes y gastarse el dinero, a los que no les gusta es a aquellos que nos dicen : es mucho más cómodo venir como quieras a que te impongan un uniforme. Y efectivamente es así. Es más cómodo para hombres y obligatorio para mujeres.

Este es el motivo y la causa por la que la medida es acertada y sobre todo necesaria, porque esa diferenciación nos hacía desiguales por la simple razón del sexo de cada uno. Además provocará un cambio en el subconsciente colectivo de la empresa, ya que la uniformidad fomentaba la desigualdad y sobre todo la falta de oportunidades para crecer laboralmente.

La explicación a esto es sencilla: hasta ahora los hombres vestían como querían, cada uno conservando su estilo propio. Cuanto más estilo o elegancia o dinero invertido el hombre podía parecer capitán general, mientras que las vendedoras, por ser mujer, simplemente tenían que ponerse lo que les daban, ya fuese feo o bonito. Además, como unos parecen almirantes y las mujeres llevan uniforme, ellas parecen las secretarias de ellos, las chicas para todo.

Esto en la España de 1950 podía valer, de hecho “las chicas de la cruz roja” con Conchita Velasco es una gran película, pero han pasado 60 años y los tiempos cambian. Debemos desechar la idea de “las chicas”, “las niñas”… porque son trabajadoras.

Un paso fundamental fue poner el pantalón, primer logro del plan.

Ahora dotar de uniformidad e igualar es esencial para que ellas puedan dejar de ser las secretarias de los almirantes. Una vez que esto suceda, jefes, gerentes y en definitiva la empresa comenzará a ver a la trabajadora sin esa óptica de los años 60, de tal forma que pensarán en ellas para promocionar, darles tareas mejor retribuidas y mayor posibilidad de desarrollo. En el caso de los jefes lo mismo, si ellos no llevan uniforme, las mujeres tampoco lo llevarán, irán vestidos con unos cánones similares. Aun debemos luchar por muchas cuestiones de esta medida, número, estilo o color de la uniformidad, tiempo de puesta en marcha, aunque esperamos que se implante en el próximo año. Por supuesto habrá que aumentar dotaciones y mejorar calidad en las prendas femeninas.

 

Todo esto es Acción sindical, lo que si sabemos y es muy importante es que lucharemos por una uniformidad que es para todos/as: PORQUE TODOS/AS SOMOS

La importancia de llamarse Ernesto

el .

El Corte Inglés como gran empresa española ha cimentado su grandeza con buenas ideas, un gran servicio, innovación y una gran gestión. ¿falta algo?, sí, falta el elemento fundamental para ser una gran empresa española: grandes trabajadores/as, grandes españolitos de a pie, grandes personas. Todo esto hace de una empresa la más grande.

Lo que pasa es, que cuando eres tan grande te olvidas de muchas cosas, cuestiones que se pierden en la nebulosa de la gran empresa, te olvidas de cómo has llegado hasta ahí, pierdes el camino de vuelta y, cuando quieres recuperar tus valores tradicionales: ya no sabes como volver a ellos.

Esto es lo que le ha pasado a El Corte Inglés; es seria, paradigma de éxito y mantiene una posición de liderazgo de consumo. Eso sí, alejado de los miles de personas que forman parte de su plantilla.

Hay veces en las que como destacaba en su obra Oscar Wilde, para sobrevivir no hay que mantener una pose de dominio, sino ser más cercano a las personas para poder llegar juntos a recuperar los valores ya olvidados.

Por eso esta empresa debería recuperar lo que tanto le dio: trato personal y cercano con su plantilla, buenos modos, potenciación de la cantera como mecanismo para nutrirse de gente con compromiso, evaluaciones del desempeño que evalúen y ayuden a superar los obstáculos.

En definitiva la empresa, debe bajarse de su columna de oro y recuperar y potenciar su principal capital: las cien mil personas que trabajan en ella, ya que esas cien mil personas son el corazón que puede mover esta empresa hacia la consecución de un objetivo común.

Los candidatos de FETICO en El Bercial se rebelan contra la injusticia.

el .

Los candidatos de FETICO tienen claro cuales son sus reivindicaciones, no están dispuestos a continuar ni un minuto más con: situaciones de acoso, rotación 1/2, alto número de HA, compensación de Domingos y festivos en Sábado o Lunes, exceso de jornada... En definitiva, lucharán por un futuro mejor para todos.

Exito de FETICO en El Corte Ingles de preciados

el .

 

Madrid - FETICO se ha convertido en la segunda fuerza sindical en El Corte Inglés de Preciados por primera vez en 20 años, habiendo crecido en votos por encima de CCOO que ha perdido dos delegados. Esto demuestra que los trabajadores rechazan cada día más los radicalismos políticos y de empresa, acercando su confianza a FETICO. El resultado es FETICO 7, fasga 13, CCOO 5.

Más artículos...

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker